Noticias

Bienvenidos a la universidad

Ritos y Mitos del Mechoneo

Desde que estábamos en el colegio escuchábamos hablar sobre él. Y es que el mechoneo y las ceremonias de bienvenida a la universidad marcan un antes y un después en la vida de cualquier estudiante. Año a año se repiten estos ritos de iniciación, cuya característica principal es el factor sorpresa.

07 MAR

Nerviosismo y ansiedad a flor de piel sienten los nuevos alumnos durante los primeros días de clases. “Una amiga de tercero me dijo que ponían patas de pollo, cabezas de vaca, colitas de chancho, de todo”, cuenta Josefa Cuestas, alumna de tercer año de Agronomía, cuando recuerda los días previos a su novateo.

Pero son rumores de pasillo, que muy pocas veces se convierten en realidad. Aquel menchoneo al que todos le temen es ése donde terminas pidiendo plata, sin zapatos, en plena calle, con tu ropa rasgada y el pelo teñido. Pero en la UC de a poco ha ido perdiendo prestigio ese tipo de bienvenida, de hecho existe una prohibición estricta a realizar actividades que atenten contra la integridad física de los alumnos. Por eso, las carreras han optado por actividades de integración y algunos ritos enigmáticos de iniciación, que se repiten año a año.

“No se puede contar nada, para que siga sorprendiendo” es la respuesta más frecuente de los estudiantes que ya han pasado por esta etapa. No quieren dar nombres ni carreras. Prefieren guardar silencio. Mientras los novatos se preguntan cuándo sucederá, los estudiantes de segundo año y los centros de alumnos planean cada detalle, tratando de que nadie sospeche sus movimientos.

En carreras como Actuación, Arquitectura y Psicología realizan ceremonias de iniciación más ligadas a la identidad de la propia profesión. Su éxito está dado en que lo que sucede ahí ha sido guardado bajo siete llaves por muchas generaciones.

En Arquitectura, se realiza “el Rito de Le Corbusier”, en honor a uno de los padres de la arquitectura moderna. “Los primeros días, tú sólo sabes que lo organiza el Centro de Estudiantes, que te van a pescar y te meten a una sala oscura donde te hacen una serie de cosas”, afirma Fernanda Gómez, alumna de la carrera. Andrés Bartelsman, del CEARQ, aclara que es una especie de recorrido, donde los mechones se pueden conocer entre ellos, y a la vez, aprender un poco de la historia de la carrera. La actividad que se realiza en marzo y agosto, se hace durante una mañana y termina con un asado.

En la Escuela de Psicología, existe otro ritual un poco más místico llamado Psykus. Durante los últimos años, se ha realizado de noche en Lo Contador. Dicen que te vendan los ojos en un ambiente misterioso, iluminado sólo con velas. Uuuuuuu. Se va pasando por distintas etapas relativas a lo que será la carrera profesional de cada uno. La estudiante de segundo año, Francisca Oyarzún, recuerda: “Nos mandaron mails asustándonos: ‘vayan preparados con ropa de cambio’, decía. Pero cuando fue el día del Psykus, fue una actividad muy de la carrera”.

El Ditirambo es el nombre con que se conoce el ritual de bienvenida que realizan los alumnos de Actuación. En esta ceremonia que evoca al rito del teatro griego, en honor al dios Dionisio, participa toda la escuela. Según cuenta Fernanda Figueroa, alumna de la carrera, se les pide a los novatos que vayan con una vestimenta especial para ese día.

Pero ya sea bienvenida, rito o mechoneo, todos coinciden en que ésa es una gran oportunidad para ir generando lazos en la carrera. “Lo bueno es que se puede conocer a muchas personas con las que tendrás contacto el resto del año”, señala Beatriz Palma, estudiante de tercer año de Pedagogía.

Aún así, existe cierto grupo de mechones que deciden salir arrancando, y casi no aparecerse por el campus los primeros días. “Con una amiga salimos de la sala directo al metro. Al otro día todos comentaban que estuvo muy entretenido. ¡Obviamente, me arrepentí mucho de haber escapado!”, sentencia Josefa Cuestas.

Ues.cl es una publicacion de Ues Comunicaciones S.A.
Integrantes de la red: Subsidio | Suerte Diaria